Pagos

pagos

El reconocimiento de los pagos vitícolas surgió para amparar ciertos vinos singulares, nacidos de una estrecha relación entre vino y bodega, y que cuenten con una calidad excepcional reconocida tanto por especialistas como por los consumidores.

Los vinos de pagos se elaboran en condiciones muy particulares, su característica básica es que se producen en áreas muy delimitadas. Tanto es así que un vino de pago, nunca podrá utilizar uvas procedentes de otro sitio. De hecho, un vino de pago deberá cultivar, y producir el vino dentro del área en que se encuentra, no pudiendo llevar las uvas a otra bodega.

Además, las características que tienen son totalmente distintas a su entorno próximo. Microclimas, forma tradicional de producción, cultivo, entre otros. Esto hace que el vino que se obtiene sea muy especial. Cuando el vino de pago se encuentra, en su totalidad, dentro de una D.O., podrá obtener la certificación de “vino de pago calificado”.