Méntrida

mentrida-do

Denominación de Origen Méntrida

Historia: La comarca que hoy ampara los vinos con Denominación de Origen Méntrida fue concedida durante el medievo a determinados señoríos jurisdiccionales que se encargaron de su gobierno y de llevar a cabo una rápida repoblación. Todas estas familias fueron dando cartas pueblas a sus vecinos. En ellas, se delimitaban las tierras que había de dedicarse al viñedo, aunque, en esta zona, este cultivo fue, en muchos casos, unido al del olivar.

Geografía y suelo: La zona de producción está situada en el norte de la provincia de Toledo, en la Submeseta Sur Castellana, y limita al norte con las provincias de Ávila y Madrid, al sur con Toledo, al este con el río Tajo y con términos de la zona de la Sagra y al oeste con Talavera de la Reina. La integran 51 municipios de la provincia de Toledo, pertenecientes a tres comarcas agrarias de la provincia: Talavera, Torrijos y La Sagra-Toledo. El terreno que ocupa el viñedo es, en su mayor parte, propio de cultivos cerealistas, pero en partes marginadas, como laderas y zonas accidentadas donde predominan suelos de substrato muy arenoso, se muestra excelente para el cultivo de viñedo de calidad. Además, se da la característica de la pobreza de calcio en dichos suelos, siendo, de este modo, idóneos para la producción de Garnacha, uva reina en esta Denominación.

Clima: El clima es mediterráneo continental seco y extremado, presenta una notable oscilación térmica anual y escasas precipitaciones, con una pluviometría media anual entre 300-450 mm. La persistencia e intensidad de las lluvias está asociada a los vientos del SO, concentrándose en dos estaciones: de marzo a mayo y de septiembre a noviembre, siendo más destacada la primera. En el invierno predominan las situaciones anticiclónicas y son frecuentes los fenómenos de inversión térmicas originados por las heladas nocturnas de radiación. La estabilidad del verano que se desarrolla bajo los dominios del anticiclón de las Azores, puede verse perturbada por la presencia de tormentas locales ocasionadas por el recalentamiento del suelo durante el día.

Varietales: La variedad principal de Méntrida es Garnacha, que supone el 80% de la vid. El resto de la superficie está ocupada por otras variedades tintas acogidas en el nuevo reglamento del Consejo Regulador, como Tempranillo, Cabernet-Sauvignon, Merlot y Syrah, así como una pequeña proporción de uvas Blancas como Albillo, Macabeo, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Las vides están plantadas mayoritariamente en vaso, aunque en las modernas plantaciones se colocan en espaldera, y la densidad varia entre las 1.100 y las 2.500 vides por Ha. La vendimia comienza generalmente entre el 10 y el 15 de septiembre.

Dirección

  • Calle: Avda. Cristo del Amparo, nº 16, 1º Apartado de Correos nº 18.
  • Código Postal: 45510
  • Ciudad: Fuensalida
  • Provincia: Toledo

Contacto